Entrevista pública con Joel Escalona

Creamos un micrositio dentro de nuestra página web para que cualquier persona pudiera realizar preguntas a Joel Escalona, uno de los diseñadores industriales con más desarrollo en México. Queríamos contenido, diversidad y participación.


Digna González Escobar: ¿Qué equipo de trabajo crees que es indispensable para lograr un buen estudio de diseño? 
Joel Escalona: Más que el equipo de trabajo, lo indispensable para todo negocio, incluyendo un buen estudio de diseño, es la estructura. Un estudio sin estructura está destinado a cerrar en menos de tres años,  para lograr esto necesitamos tres cosas básicas: Recursos, Procesos y Valores.
Por experiencia, los recursos con los que inicia un estudio usualmente son equipos pequeños y eso para nada es limitante; al momento de escribir esto, en mi equipo de diseño somos tres, incluyéndome a mí y estamos llegando a los 80 proyectos simultáneos sin descuidar alguno de ellos, trabajando de lunes a viernes de 10:00 a 19:00. Todo tiene que ver con qué tan inteligentemente manejas tus recursos, ya sea humano, computadoras o escritorios y mientras más estandarizado esté todo, todos esos recursos serán más eficientes.
Para estandarizar todo se deben tener todos los procesos claros, así como McDonald's hace una hamburguesa en 2 minutos, un estudio de diseño debe saber cuánto tardará en hacer un proyecto de diseño estandarizando todos sus procesos, independientemente de que estos siempre sean distintos. Deben existir manuales y procedimientos para todo, desde cómo prospectar proyectos, cómo hacer un plano o realizar una factura, hasta cómo contestar un email y cómo saludar al teléfono, esa estructura y orden la seguirá tu equipo si y sólo si tu estudio de diseño tiene valores completamente definidos.  Los valores son lo más abstracto de explicar, pero es la parte más importante y básicamente el porqué haces lo que haces como diseñador, como estudio o como empresa. Si compartes y alineas esos valores con tu equipo, lograrás un buen estudio de diseño. 


Diego Baldazo: ¿Cuál es tu visión de la industria mexicana? ¿Qué tanto se han superado los "estigmas" de industria maquiladora? ¿Crees que deberíamos seguir la ruta de capitales de innovación como Shanghai o Shenzhen?
Joel Escalona: La industria mexicana en su mayoría es maquiladora, eso es un hecho, no un estigma. Ahora, no todo es blanco o negro, existen empresas nacionales y extranjeras que maquilan y hacen desarrollos de innovación, de los cuales seguramente no nos enteramos del todo, pero cuyos resultados muy posiblemente disfrutes. 
Si bien creo que la industria nacional lo está haciendo muy bien manteniendo fuerte el brazo maquilador y ejercitando el músculo de desarrollo e innovación, la oferta de diseñadores es bastante inadecuada y casi nula a las necesidades del contexto nacional. Me es curioso cómo en juntas con empresas, al preguntarles si ya había alguien que les ofrecía el servicio de diseño industrial nunca nadie se les había acercado. Peor aún, ya cerrado el proyecto me dicen: “¿pero si nos vas a entregar? te pregunto esto porque ya vino un diseñador antes y nunca nos entregó lo que nos planteó en el proyecto”. La industria mexicana está haciendo su trabajo, sin embargo, necesitamos más diseñadores competentes para satisfacer las necesidades reales de la industria mexicana y entonces ser una capital de innovación y producción.  

"¿Crees que en estos tiempos sigue vigente la idea de la especialización?"


Diego Baldazo: ¿Qué tanto los Diseñadores Industriales deberíamos encaminarnos a perfiles integrales, entendiendo que nuestra formación nos permite adquirir un aprendizaje global? ¿Crees que en estos tiempos sigue vigente la idea de la especialización?
Joel Escalona: En el entendido que no existen dos personas iguales es absurdo creer que el binomio especialización/generalización es la única opción. Algo que fomento en clase de diseño son ejercicios de introspección para entender el potencial de los alumnos, o mejor dicho, que ellos se entiendan a sí mismos, para posteriormente potencializarlas por medio de ejercicios. Algunas personas son capaces y tienen el gusto de ser “especialistas” otros “generalistas” y otros tantos, se encuentran en un intermedio, si bien la industria tiene necesidad de todos los perfiles, el truco está en saber qué ofreces y para quién es valioso.


Diego Baldazo: En nuestro país existen sectores donde el diseño industrial/producto es totalmente activo (casas productoras, retail, objetos), pero por otro lado hay sectores que nunca se han tocado para potenciar su crecimiento (alimentos, agricultura, ciencias) ¿Crees que existe un desequilibrio en la aspiración que se fomenta respecto a nuestra profesión?
Joel Escalona: Por medio de la academia se hacen esfuerzos para que los estudiantes trabajen a lo largo de todas las áreas en las cuales pueden aportar por medio de sus capacidades como futuros profesionistas. Ejercicios que van desde objetos y retail hasta food design y acercamientos con la ciencia — tal como tú lo mencionas —.  Creo que el desequilibrio sucede justo en esa aspiración de los mismos diseñadores, donde buscan resultados inmediatos con poco esfuerzo, los cuales obviamente son producto de ejercicios básicos y esfuerzos aislados. 


Digna González: ¿A quién acudes para la fabricación y venta de tus diseños?
Joel Escalona: A especialistas, aunque yo no fabrico ni vendo mis diseños, más bien brindo un servicio a la industria. Los especialistas en este caso son mis clientes, los cuales deben tener la infraestructura necesaria para fabricar lo que nos solicitan, el capital para producirlo y los medios para comercializarlo; ellos acuden a mi como especialista en diseño, cerrando así el ciclo. De esta manera, si tu diseñas, fábricas y comercializas, debes tener esos puntos solucionados por especialistas, donde tú debes saber para qué eres excelente y entender que siempre habrá alguien mejor que tú en otras áreas, que te viene a complementar y a solucionarlo.   


Victoria Cleverby: ¿Puede el diseño ser medido? 
Joel Escalona: Sí, todo se puede medir de lo contrario no se puede mejorar, y el diseño siempre se puede mejorar, la pregunta sería ¿con qué regla lo medimos? O ¿la regla de quién? El cliente siempre pide ventas incrementales inmediatas; el equipo de ingeniería, hacer más eficiente la producción en reducción de costos, tiempos y riesgos; mercadotecnia pide argumentos de venta para promocionar el producto; y los compradores obviamente quieren pagar menos por más, o al menos tener esa sensación. Todo lo anterior sin siquiera sacar el producto a la venta, después de esto, hay muchas reglas más que podemos usar para medir al diseño. 


Irma Villicaña: Desde tu punto de vista ¿cuál es el enfoque que en México se le da al diseño industrial? 
Joel Escalona: Mi punto de vista es: diseño al servicio de la industria, por ende, diseño al servicio de la gente, diseño que propone, diseño que soluciona y facilita, diseño que mejora, diseño incluyente, diseño de vanguardia. 


Victhor Chavez: ¿Cuál ha sido tu peor fracaso? 
Joel Escalona: Primero voy a re-plantear tu pregunta: ¿Cuál ha sido tu mejor fracaso? 
Ahora bien, no solo ha sido uno, han sido muchos, y no fueron, siguen siendo y sigo aprendiendo de ellos. Fracaso fue el querer terminar la universidad por inercia y no por convicción propia, fracaso fue el no trabajar desde inicios de mis estudios, fracaso fue (y a veces sigue siendo) querer hacer todo dentro de mi estudio, fracaso es dejar de dibujar por distracciones o estrés, fracaso es no pensar en grande, fracaso es solo pensar en mi beneficio (en ocasiones), fracaso es no pensar en las consecuencias de mi trabajo.

"¿De qué forma consideras que contribuyes al diseño en México?"


Ornella Zacarías: ¿De qué forma consideras que contribuyes al diseño en México?
Joel Escalona: Contribuyo al diseño en México compartiendo y haciendo: 
Compartiendo todo lo que puedo (y quiero), ya sea en las universidades donde imparto clase, en conferencias, o entre colegas; una que otra ocasión, cuando puedo, respondo email con dudas de jóvenes colegas que por alguna razón me escriben para pedirme consejos profesionales. Haciendo, básicamente en todos los proyectos que me interesan, desde proyectos de ediciones limitadas con empresas extranjeras que presentan retos productivos y tienen alto valor “artístico” hasta los productos que se comercializan por millones y retan a mi capacidad de empatía con mis clientes (en este caso empresas enormes) que son un reto de diseño totalmente distinto. 


Luis Martínez Mendoza: ¿Por qué consideras que se te reconoce en el país como un buen diseñador? ¿Qué reflexión puedes hacer de tu propio trabajo?
Joel Escalona: Por mi ambición, la cual empieza desde temprana edad. De niño fui muy malo para muchas cosas, era muy malo para los deportes (mi papá lo intentó con varios), muy malo para jugar (siempre me ganaban las canicas) y era promedio en la escuela comparado con mi hermano que es un genio (es la única persona que conozco que tiene postdoctorado) así que al crecer me formé con la idea, o mejor dicho, la ambición de ser el mejor, de ser muy bueno en el tema que escogiera, mi problema es que escogí muchas cosas, primero fue ser el mejor diseñador, el mejor vendedor, el mejor administrador, ser el mejor jefe, el mejor profesor. Esa ambición creo que me hace buen diseñador. 


Nahúm Gopar: ¿Cuáles han sido las principales diferencias en los requerimientos de diseño en los diferentes países en los que has trabajado? 
Joel Escalona: Diferencias en los requerimientos ninguna, todos los clientes quieren lo mismo: productos exitosos comercialmente, factibles de producir o al menos sin tantas dificultades — y en su mayoría sin tanta inversión — y que la gente (sus clientes) entienda y sobretodo deseen para estar dispuestos a pagar por ellos, así de simple, pero no necesariamente fácil de ejecutar.  

"¿Qué mejorarías del proceso de diseño en la industria mexicana tomando en cuenta tu experiencia con otras industrias de países diferentes? "


Nahúm Gopar: ¿Qué mejorarías del proceso de diseño en la industria mexicana tomando en cuenta tu experiencia con otras industrias de países diferentes? 
Joel Escalona: El proceso de trabajo en la industria mexicana es extremadamente burocrático (a pesar de estar hablando de la industria privada), existen procesos y trabas administrativas dentro de una empresa que bien podrían ser minimizados o completamente eliminados. Esto permitiría agilizar el proceso de diseño por medio de una toma de decisiones mucho más eficiente y desarrollos ricos en proceso creativo y desarrollo tecnológico. Puedo afirmar que un proyecto podría requerir de menos inversión si los procesos internos de las empresas fueran más ágiles.  Una variante del tema es algo que sufren muchos proveedores de servicios de empresas más grandes, como es mi caso:  este problema es el pago de servicios, el famoso pago a 90 días ¿Por qué la empresa pequeña debe financiar a la grande? Si bien la persona indicada dentro de la empresa ya me quiere contratar porque sabe del valor del servicio, es triste que para que nos contrate debe conseguir presupuesto de otros departamentos para cubrir nuestros honorarios, ya sea del presupuesto que tenían para mercadotecnia, como comerciales y espectaculares, hasta insumos como cajas o papel de baño. Si bien ya hemos logrado que empresas sepan del valor del diseño y nos contraten como su departamento de diseño externo, mi objetivo es que la industria mexicana, en su planeación financiera anual, proyecte un presupuesto para desarrollo de nuevos productos, innovación y sobre todo más diseño nacional. 


Digna González: Con base en las exhibiciones internacionales en las que has participado ¿Qué es lo que destaca de las propuestas de diseñadores mexicanos ante las de otros países? 
Joel Escalona: Los diseñadores mexicanos no necesitan compararse con el extranjero para sentirse especiales, el Diseño Mexicano es justo eso, Diseño Mexicano y punto. Dejemos de idealizar lo extranjero, detesto comentarios como: “es que en Europa sí valoran el diseño”, “es que en Estados Unidos si contratan diseñadores”, “es que en Japón si existe una cultura de diseño”. 
Existen excelentes propuestas de diseño, diseñadores y estudios en el país, pero muy mal enfocados, muy dispersos y preocupados por hacer esas constantes comparativas con el extranjero; si tan sólo utilizaran una fracción del tiempo que le dedican al ver blogs y preocuparse por lo que hacen los demás y lo ocuparan en realmente diseñar y desarrollar a profundidad, los comentarios del empresario extranjero serían: “vámonos a la segura y contratemos a un diseñador mexicano”.

 
 

Joel Escalona

Uno de los diseñadores mexicanos más prolíficos de los últimos años, cuyo portafolio se ve compuesto tanto por objetos de uso cotidiano como grifos para baño y sartenes hasta mobiliario de vanguardia y colecciones de joyería. Su diseño tiene la cualidad de inmiscuir a las personas en las historias que cuenta, empujar los límites del diseño contemporáneo, de significar. La variedad de su trabajo y diversidad de clientes (en México, EU, Italia, Francia y Dinamarca) han ayudado a cimentar la visión de su estudio como uno que ve y fomenta el diseño como un valor real y tangible, visible en productos vendibles y exitosos. 

joelescalona.com


________________

 

Volver a Emerge MX 003