CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_15.jpg

El diseño solo lo hace el diseñador

Debate en Abierto Mexicano de Diseño 2017

 
 

El diseño, solo lo hace el diseñador.
En el Abierto Mexicano de Diseño de 2017 realizamos el primer debate estilo Oxford especializado en diseño en México. A continuación, resumimos una transcripción a manera de un pequeño guión con los puntos más importantes de la discusión en el Palacio de la Autonomía de la UNAM en el Centro Histórico de la Ciudad de México. 

Participantes.


A favor de la moción: 
EG Emiliano Godoy (Ibero y Pratt Institute, actual socio de Tuux)
RE Ramiro Estrada (Decano Escuela de Arquitectura Arte y Diseño  Región México del ITESM) 
XA Xaviera Sánchez (UAM, actual profesora ITESM Campus Ciudad de México)


En contra de la moción: 
AR Ariel Rojo (Ariel Rojo Design Studio)
DM Daniela Martínez (ITESM y Universitat de Barcelona, actual Directora de Desarrollo de Negocios en Cirklo)
MM Miguel Melgarejo (ITESM y TU Delft, actual Dir. de Innovación en Cirklo)


MD Kassim Vera / Moderador  

PB Público

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_02.jpg


PRIMERA PARTE: La Moción y el Formato. 
Entra el moderador y agradece a los participantes y al público por una asistencia a la actividad. 


MD.—La moción es básicamente, si estamos a favor, considerar que la educación formal universitaria es sumamente necesaria para hacer, practicar  o ejercer diseño; es considerar que el diseño aunque puede ser generado por un no diseñador, este último no puede formarse fuera del diseño como tal; es considerar que el diseño es un campo de estudio formal y que genera su propio conocimiento, vertientes y ramas; es considerar que el diseño es una actividad especializada y requiere conocimiento específico. Por otro lado, estar en contra de la moción significa pensar que el diseño no se requiere necesariamente estudiar en una universidad y es considerar que el diseño puede hacerse por no diseñadores; es pensar que el diseño no es un campo de estudio como tal (no requiere un conocimiento específico) y que el diseño lo puede hacer cualquier persona mediante la configuración de su entorno. El formato es un debate estilo Oxford con tres grandes momentos: ubicar la posición del público respecto a la moción; argumentos de apertura de cada participante; debate; argumentos del público a favor y en contra de la moción; argumentos de cierre por participantes y elección de ganador. 


El moderador pide al público ubicarse a favor o en contra de la moción. Al levantar las manos para mostrar su postura, el público claramente refleja una postura en contra de la moción. 


MD.- (Claramente sorprendido) Pues bien, iniciamos con un “en contra” muy dominante. A continuación, me gustaría presentarles a quienes debatirán a favor de la moción. (Hace una pausa y presenta a los debatientes, quienes toman su lugar). 

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_04.jpg


SEGUNDA PARTE: Argumentos de apertura. 
Cada debatiente cuenta con cinco minutos máximo para argumentar una postura. Se inicia con Emiliano Godoy y el equipo a favor. 


EG.—Yo iniciaría diciendo que el diseño sí necesita conocimiento específico y si no me creen piensen ¡qué tan cómoda es la silla en la que están sentados! La ergonomía es una cosa que se estudia; pero en realidad mi argumento no va tanto por ahí. Creo que lo que hay que entender es un poco la historia del diseño para saber por qué sí es un área de estudio, un área que se separó de la industria y la artesanía para poder tener una especialización y que así funcionó durante un siglo básicamente, en donde el diseñador recibía un encargo, un brief que se generaba en otro lugar, para después hacer diseño. Una etapa previa al diseño es cuando se definen las características acerca del producto: categorías del producto, el perfil del mismo, funciones, es una tarea que tradicionalmente no hacia un diseñador sino alguien especializado en otras disciplinas: se describe un producto antes de que exista, dicho proceso tradicionalmente no lo hacía el diseñador. Hoy en día existe el design thinking en donde el diseñador participa en ese proceso de definición de características de un producto pero no lo diseña. En esta discusión estamos mezclando etapas: entre definir el producto y diseñarlo. El diseño viene después de definirlo, es donde se agrega muchísima complejidad a través de un conocimiento de muchas áreas diferentes donde el diseñador cumple un papel de mediador que a través de un análisis y síntesis de la información para generar una propuesta de diseño; ese proceso requiere de conocimiento específico. 


XA.—Estuve al límite de saber si me sentaba en este lado o no y al final considero que sí: los diseñadores son los que deberían hacer diseño. Me gustaría retomar los cuatro niveles que menciona el NextDesign Leadership Institute, donde se habla sobre la evolución del proceso de diseño para resolver problemáticas mucho más complejas, que antes era, por ejemplo, una silla. Los diseñadores ya no nada más nos dedicamos a resolver problemas materiales en un objeto tridimensional, sino que nos dedicamos a resolver, a través de un proceso, situaciones más complejas como pueden ser las interacciones de un grupo de personas y en lugar de únicamente generar un producto tangible, hoy pensamos en generar servicios, organizaciones o transformaciones sociales. Todo esto requiere conocimiento específico y el diseño está ahí. Es un hecho que todos somos personas creativas y cualquiera tiene, mediante su ingenio, la capacidad de resolver un problema pero la diferencia está en el cómo pensamos dichas soluciones y qué tipo de soluciones son a las que llegamos. El punto es la complejidad del mundo en el que vivimos y los problemas que el diseñador resuelve. 


RE.—Educar al diseñador es un arte, educar a una persona que pueda entender al usuario o a una sociedad e involucrarse en procesos de mejora tanto de instituciones y organismos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas. Todo esto lo debe hacer un profesional. Así como nosotros tenemos el respeto por un médico, y no un curandero, que con su profesión entiende las necesidades específicas para mejorar la salud de las personas. De esta forma, el diseñador profesional, con la educación formal, aprende a dotar de calidad a algo, llámese un objeto, experiencia o proceso.  El objetualizar ideas es solo un primer nivel, pero la educación formal en el diseño te lleva a otros dos niveles más, que son el gestar el diseño y el último nivel que es el diseño avanzado, el diseño estratégico o el diseño especulativo, son tres niveles que los diseñadores a nivel formal se educan. Si alguien puede conectar situaciones, metodologías y procesos son los diseñadores formados, son aquellos que entienden en 360º lo que involucra el proceso del diseño.


MD.—¡Muchas gracias! Vamos a pasar por los argumentos de apertura en contra.

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_05.jpg


AR.— La verdad es que no vengo a convencer a nadie, solo a dar mi punto de vista, finalmente llevo 20 años diseñando, no nada más productos consumibles de Kikkerland, sino alarmas sísmicas satelitales y el sistema nacional de migración cuando Fox fue presidente, entre otras cosas que hecho y que tengo cero formación y parto del hecho de que “sé que no sé nada”, pero me puse a investigar para aprender. Estoy convencido y muy de acuerdo con mis queridos amigos pero la moción en sí es: si el diseño solo lo hace el diseñador,  yo creo que no. Conozco diseñadores que no hacen buen diseño o que no hacen diseño, ¿no? Vean sus caras ¡A la costilla a ustedes! ¿El diseñador requiere educación? Claro, pero no sé si precisamente en una escuela, creo que la academia está en una crisis mundial desde los últimos años, pues en comparación, hace 200 años necesitábamos espacios como estos para juntarnos con las personas interesadas en un tema y aprender probablemente con un único libro físico, pero hoy en día es muy diferente encontrar la información, aprender. Yo creo en alguien interesado y con la voluntad de practicar, alguien de ustedes decía que se aprende y se hace diseño a través de la práctica e incluso la reflexión se hace a través de la práctica; yo creo que la academia aporta herramientas para diseñar, no necesariamente creo que la academia diseña. 


DM.— Creo que en definitiva hay un enfoque y vocación en trabajar con los usuarios en el tema del proceso, pero hay algo que también creo que ya es momento de ver, es que en la disciplina, el diseño industrial, algunos quieren tratar de que sea un grupo de expertos los que están trabajando y que, a lo mejor, se combine con otras disciplinas más, cuando nuestro trabajo debe de ser el transversalizar usando herramientas que no necesariamente son especializadas para el tema del diseño, nosotros incluso no utilizamos metodologías de diseño, sino que trabajamos con herramientas de otras áreas y creo que al final esta versatilidad es lo que te lleva a este momento de creación con el usuario en el centro. Es evidente que hay problemas complejos que el diseño industrial como tal no puede resolver, pues desde hace 100 años se ha enfocado en resolver sillas. Creo que finalmente los procesos se aprenden fuera de la academia y tiene que ver al cien por ciento con la práctica.


MM.— A mí gustaría dar un paso para atrás ¿Qué situación se está viviendo en el país? ¿Qué situación se vive en esta ciudad? ¿En qué contexto se lleva a cabo esta edición del Abierto Mexicano de Diseño? Se lleva acabo en un contexto en el que necesitamos urgir a que sucedan transformaciones que cambien radicalmente la manera en la que vivimos y esto lo vimos de manera inmediata porque nos dio un golpe el terremoto, pero esto no significaba la ausencia de dichas transformaciones, el terremoto solo fue una manifestación de que la urgencia siempre ha estado. Después del terremoto vimos a muchas personas desarrollar soluciones, iniciativas, proyectos y lo hicieron porque se quiso cambiar la situación en la que se vive por algo mejor, utilizando la definición que más me gusta del diseño, es decir: generar pulsos de acción definidos para cambiar situaciones existentes en aquellas deseadas. Lo dijo Herbert Simon, Premio Nobel de Economía en 1978. Creo que fundamentalmente el diseño se basa en el los valores humanos: entender, analizar, visualizar, probar, crear, hacer. Creo que definitivamente esos valores humanos, si los llevas a la especialización, entonces nace el diseño industrial, el diseño gráfico, el estratégico ¡lo que tú quieras! ¡Pero me parece fundamentalmente grave el mencionar que nadie más puede diseñar! No porque sea cierto o no lo sea, eso en realidad no me importa, sino porque vivimos en un momento donde necesitamos decirles a todos y cada uno que pueden cambiar la situación en la que viven, porque para hacerlo necesitamos convencer al diseñador, pero también necesitamos convencer al político, al empresario y todos ellos necesitan creer que tienen las habilidades de diseñar. Necesitamos ser un poco mas humildes, creo que el médico puede aprender muchísimo del curandero (voltea a ver a Ramiro). Si tú como diseñador no reconoces las habilidades que tiene para diseñar alguien más, podrías estar echando a perder el potencial de un gran cambio.

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_08.jpg


TERCERA PARTE: El Debate.


MD.—Las cosas que rescataría, para lanzar algunos argumentos a discutir es si cualquiera puede resolver un problema cuando tiene una necesidad y si es necesaria una educación para poder hacerlo o por ejemplo también qué diferencia hay entre una solución realizada por diseñador y una por un no diseñador ¿es acaso esta última peor? ¿Alguien no formado puede resolver una necesidad en 360º?


EG.— ¡Yo diría un par de cosas muy claras! Estoy completamente de acuerdo que cualquiera puede identificar una necesidad, no cualquiera puede solucionarla. Así como cualquiera puede identificar un problema de derechos humanos pero no cualquiera entiende la legislación del área para solucionarlo, es lo mismo, todos podemos participar en esta etapa de identificación del problema y describir qué es lo deseable para su solución, pero eso no significa que todos podamos generar esa solución. Entiendo lo que dice Ariel, que ahora todos esos supuestos medios para tener acceso a esa información y en donde la academia en efecto está en una crisis. Pero el hecho de que esté la información disponible no necesariamente significa que tú puedas saber lo que necesitas y que lo puedas aplicar correctamente. Hay que identificar las dos etapas: la primera de pre visualización y descripción de un problema, la segunda yo la veo como la resolución del problema, son diferencias que hay que tener en claro. 


AR.—Creo que hay cosas en las seguimos coincidiendo sobre el diseño, pero siento que cuando se quiere defender de esta manera, el diseño se vuelve como lo más cabrón del mundo. (Con gestos y ademanes exagerados) ¡No, es que estamos hablando de cosas sofisticadas, el nivel de sofisticación del diseño y del análisis y de todos los datos e investigaciones súper cabronas en la academia! (Detiene sus ademanes). Basta con darse una vuelta a todas estas exhibiciones y ver que hay muchas sillas y cerámicas, no minimizo esto, pero eso es una acción del diseño. Entonces no hablemos que el diseño o los diseñadores como entes sagrados que están híper calificados, hiper capacitados, porque la verdad creo que gran parte de los diseñadores, como un buen dentista, “están sacando muelas” y eso es lo que tenemos. Creo que en definitiva hay niveles y dentro de esos niveles creo que hay efectivamente quienes sí pueden ejecutar diseño aunque no tengan esa preparación, es esa mentalidad y humildad de diseñador de la que hablaba Miguel la que puede afectar a la sociedad y hacer un cambio a favor.


XA.—Yo quisiera hacer algunos señalamientos: Sí, es cierto que la academia necesita hacer varios cambios pero eso es otro debate. Definitivamente trabajo el diseño participativo y para eso requiero diseñadores formados que puedan vincularse con no diseñadores para que puedan diseñar. En definitiva creo todos somos partícipes en una solución, pero para hacernos participes en un proceso analítico, creativo, de resolución de problemas, con enfoque, es necesario tener métodos y conocimientos que se obtienen con la formación pero entonces también creo que aquí no entra el diseñador industrial únicamente, sino alguien que está formado para generar estas vinculaciones con los demás entes que ayudan a la solución, es alguien que sabe cuestionar, es analítico, crítico y para eso se tiene una cierta formación. La academia además proporciona los valores que hoy en día son esenciales para entender el funcionamiento de la sociedad. 


DM.—Si nosotros estamos esperando que el diseño se enfoque únicamente a la resolución de objetos, soluciones de servicios o sistemas, es ahí donde yo no estoy de acuerdo. Creo que en realidad un “problema” es mucho más complejo para lo que la academia nos está educando a resolver, necesitamos empezar a transversalizar el diseño. Es ahí donde tenemos que redefinir el significado de diseño, en dónde va a estar incursionando y qué es lo que queremos que suceda, yo no quiero tener un mundo donde solamente vaya a meter a “diseñadores” en la fase final del proceso solo porque caemos en la idea en que al final son los únicos que pueden ejecutar. 


AR.—¡Yo tengo el mejor ejemplo! pero en el mundo de la cerveza. En mi casa cervecera (Cru-Cru) somos tres diseñadores pero ninguno somos químicos en alimentos, gestores de empresas, ni economistas, ni nada. La academia nos hubiese llevado por un camino completamente estático: emprende, contrata a tal químico, etc. Nosotros nos fuimos por la libre; sí, nos intoxicamos, incluso nos salieron ronchas en el proceso de realizar una buena cerveza, nos indigestan. Pero hoy el producto es excepcional, de verdad. Nadie puede decir que no se puede. 


EG.—¡Nadie esta diciendo que no puedes! Creo que aquí hay que entender la diferencia entre “diseñador” y su significado como palabra y la disciplina “diseñar”; justamente en el temblor hubo grandes soluciones y ejemplos de acción: el verificador de sismo que se logró gracias a la debida especialización de cada uno de los involucrados para que este sistema anticipe una catástrofe. El diseñador solo es aquel agente que utiliza el conocimiento de muchas áreas y que a través de metodologías logra sintetizar.
 

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_09.jpg


MM.—¡Se esta poniendo bueno! La cocina mexicana no salió del chef, así como el diseño no nació cuando nació el diseño industrial, nació el día en el que un humano tuvo que defenderse de un león: analizó la situación, con un palo y una piedra generó una solución en el momento. Ahí nace el diseño, puede estudiarse pero lo fundamental es reconocer estas habilidades que aún están ahí. El centralizarlo demasiado es inútil, creo que puede llegar a ser tan especializado pero al final ser un diseño que probablemente nadie utilice y se vuelva algo inútil, por eso el diseñador no aporta siempre las mejores soluciones. Durante el terremoto no vimos soluciones, creo que el diseño fue el gran ausente ¡La academia de diseño fue un gran ausente! ¡La academia no supo qué hacer! 


EG.—¡Nos seguimos confundiendo en términos! La referencia sobre el diseño para alejar al león con la piedra, eso no es diseño, fue una solución para librar el momento; hay que entender que no todos los problemas tienen diseño o se resuelven con diseño, no cualquier problema que nosotros atacamos significa que nosotros diseñamos algo. Lo siento, pero no creo que ese sea un argumento relacionado a lo que estamos discutiendo. 


DM.—Entiendo y creo que en ese sentido, hoy en día, si nos vamos estrictamente a la parte de la academia, creo que están entrenando a diseñadores que se enfocan en lo básico y no en lo estratégico; por ejemplo cuando se habla de los “kits de terremoto” ¿cuándo le estas enseñando el modelo de negocio? ¿La cadena de valor o el impacto o la estrategia y comunicación? Todo eso debe enseñarse en la academia y no se ve reflejado. 


EG.—¡Bueno, bueno, pero también hay que entender que hay malos diseñadores y eso nadie lo niega! ¡Como también hay malos médicos y malos abogados! No porque exista el mal diseño significa que el diseño no es una disciplina.


DM.— Pero no estamos entrenando bien al diseñador. Todos los modelos que tienen que ver con la innovación o creación abierta, las personas que hacen eso son diseñadores ¿no? y no necesariamente salieron de una universidad. 


XA.—¡Eso no quiere decir que no tengas una formación! Normalmente la academia te da un espacio donde puedas reunir esas habilidades y estoy de acuerdo en que no es la única manera pero creo que la academia ha evolucionado y está en ese proceso de dirigir sus esfuerzos al nuevo tipo de diseño que se requiere socialmente. (“Apenas se esta adaptando”, se escucha por parte de Ariel Rojo) ¡Exacto! Creo que la academia toma un objeto de estudio donde se analiza, se debate y se ajusta a partir de una serie de procesos que evolucionan el conocimiento, no es una generación espontánea. 


AR.—¡Qué bueno que la academia todavía sirve para algo!  Ya nos hemos ido por muchas partes y hemos dado varios ejemplos, en algunos estoy de acuerdo y en otros no. Pero ahora se está dando algo súper importante: la academia, sí, está respondiendo a lo que sucede fuera de ella, rápida y orgánicamente, pero a la academia ya no le da porque está sumergida en la burocracia, tanto que al cambiar un plan de estudios ya están dos años atrás, pues ya está saliendo otra cosa. Insisten en que el diseño solo lo hace el diseñador, pero hay fenómenos en los que, reitero, hay personas que hacen diseño y no tienen una formación. 


RE.— Creo que la universidad es un laboratorio, es el espacio para poder experimentar a través de distintas áreas de conocimiento, eso le da la profesionalización al diseñador para proponer de manera congruente y ejercer con credibilidad. Cualquiera puede dar soluciones, pero la academia sí forma a un profesional porque es una inversión que creo que genera una acción de credibilidad. Así como ustedes invierten y confían en la palabra y las acciones de un médico para cuidar su vida, es así como una empresa invierte en un diseñador porque confía plenamente en el crecimiento que este le puede otorgar. 


MM.—Yo creo que el diseño, más allá de lo que podamos decir es una herramienta para  generar soluciones, si no genera soluciones, no sirve para nada. Entonces, si el diseño es una herramienta para generar soluciones ¿por qué nos la quedamos solo nosotros? ¿por qué secuestrarla? ¡No le quitemos la herramienta a los demás! 

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_14.jpg


DM.—¡A mí me encantaría la que desapareciera la carrera de diseño industrial! El futuro va hacia la digitalización de los productos. Lo que nos han enseñando ahorita no tiene nada que ver con lo que las cosas van a llegar a ser. 


RE.—¡Entonces no ha visto lo que dice el ICSID! Ella cree que el diseño industrial se quedó nada más en lo industrial. Es mucho más amplia la definición de diseño industrial, actualmente. 


DM.—Lo sé, pero te puedo decir que la gente que nosotros sumamos a nuestro equipo,  no todos tienen un titulo, eso no nos importa y eso te habla mucho el tema que representa la academia, no creo que tenga que ver con un tipo de papel que otorga una institución, sino en las habilidades. Cortemos el diseño industrial y hablemos de habilidades.


XA.— Definitivamente existen autodidactas en todas las disciplinas, pero creo que la formación es importante para poder ejecutar de manera adecuada y eso lo da la universidad. 


AR.—¡Y qué calidad de formación, eh! En mi despacho llegan varios portafolios por semana, con una formación brutalmente deficiente, creo que esa formación es un mito, a menos en el 90% de las escuelas. Que les da las bases, es cierto, pero la formación es real es a partir de la práctica.


EG.—¡Estoy muy de acuerdo! Y creo que las grandes deficiencias que vemos en los diseñadores, que por ejemplo tienen que ver con la sustentabilidad y el emprendimiento y negocio, son culpa no de los diseñadores directamente, sino de la academia; pero eso no significa que el proceso de la academia no te genere virtudes y que el resultado no sea muy benéfico. Cuando contratamos diseñadores en el despacho sí notamos deficiencias pero a la vez vemos en los seleccionados un mayor número de cosas a su favor, y que al final eso es lo que determina una decisión. Yo creo que la academia no solo está en crisis, sino que también muchas de las ofertas para estudiar diseño industrial son un crimen y una estafa: no son redituables en inversión de tiempo y dinero, pero eso no significa no sea un proceso valioso, no es un problema exclusivo de la academia.  El que haya deficiencias en la escena de diseño o en el ramo laboral, no es exclusivamente culpa de la academia.


MM.—Creo también debemos estar de acuerdo es que a todas las personas les tenemos que formar con habilidades de diseño, no solo a los formadores, a todos los deberíamos considerar diseñadores para mejorar como sociedad. 


XA.—Todos somos creativos, pero de eso a ser diseñadores hay un gran trecho. Coincido en que hay que democratizar los procesos de diseño, pero para eso hay que tener especialistas para aplicar dichos procesos y es justamente para eso que necesitamos una formación,


CUARTA PARTE: Argumentos del público. 

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_10.jpg


Carlos Quiroga (En contra): La academia en la historia es el lugar de formación de las ideas y el conocimiento para aplicarlo de un modo u otro. Sí creo que el momento en que el ser humano se defendió del león con una piedra fue un proceso de diseño. No es el diseño especializado que mencionaba Godoy, claro, pero es un proceso de diseño. La universidad da las herramientas, pero no veo el diseño únicamente en egresados de universidades.
Inés Álvarez Icaza (A favor): Desde mi punto de vista hay una confusión con la definición de diseño y la resolución de problemas, esa es la definición de inteligencia, no de diseño. La academia en diseño permite el avance de la disciplina, permite la formación de teoría y conocimiento. 
Daniel Zurita (En contra): Tomé más de 50 materias con las que me juraban que iba a ser diseñador y puedo decir que cuento con una mano las que me enseñaron algo. Me formó el empezar a hacer prácticas, el trabajar, salir al mundo real y ejercer. Llevo una semana facilitando talleres para obreros de una fábrica de materiales de construcción para personal de producción que han mostrado en una semana, más capacidad para diseñar mediante una metodología, que muchos egresados y formados desde una academia de diseño. Cuando la universidad deje de aprobar alumnos por entregar un proyecto y no por hacer las cosas bien, entonces tal vez pueda empezar a creer en las certificaciones por parte de la academia. 
Gabriel Ordóñez (A favor): Todos podemos ser diseñadores, todos tenemos la habilidad, pero resolver un problema a largo plazo, algo que por diez o veinte años estará resuelto, es gracias a la disciplina que se forma desde la academia. 

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_12.jpg


QUINTA PARTE: Argumentos de cierre. 


AR.— Lo que yo me llevo de esta discusión es que la manera en la que debemos integrarnos los diseñadores en nuestra sociedad, de manera menos soberbia y más integral para poder conectarnos con ella. 


EG.—¡Está increíble! Esto hay que hacerlo más seguido. Creo que evidentemente la cabeza del proceso no debe ser el diseñador, la cabeza del proceso tiene que ser la necesidad que estamos tratando de solucionar. La metodología de diseño alimentada por la información y el conocimiento que proviene de un proceso educativo y de la educación formal, de eso estamos hablando y eso es muy valioso.


DM.— A mí me encantaría ver un mundo donde no existiera una carrera de diseño industrial, me encantaría que hubiese personas que tuvieran habilidades de diseño y que no fueran habilidades excluyentes, pues son habilidades transversales. Quiero que se democratice. Para mí el punto es cómo encontrar a más personas que se sientan capaces de crear, de colaborar y que no se sientan limitadas porque no tienen un título o una formación de diseño industrial. 

CoolhunterMX_Debates Emerge_IL_13.jpg


XA.—Yo también creo que hay que democratizar el proceso de diseño, pero creo que todos podemos volvernos diseñadores y que todos requerimos una formación para ser diseñadores. 


MM.—Creo que la moción no fue mala porque nos hizo discutir, pues creo que en el gremio no se discute, solo se alaba. Creo que es necesario tener diseñadores formados pero también hay que ser más humildes y también compartir las herramientas, no significa que si las compartes las personas van a ser especialistas como tú en ciertas cosas, pero necesitamos poner, como mencionaba Emiliano, la necesidad a la cabeza  y si el diseño nos ayuda, si lo vamos a resolver bien y nos funciona compartirlo ¡Hagámoslo!


RE.—Agradecer por la discusión que estamos viviendo en este momento, en este recinto, porque esto nos hace darnos cuenta de los errores por parte de todos los involucrados en el diseño, nos hace tener una introspección sobre cada uno de nosotros, nos ayuda a analizar nuestra formación, nos hace compartir opiniones, opiniones sobre la democratización del diseño o que falta más humildad del diseñador. Esta discusión nos hace generar una evolución en pensamiento crítico y es lo que estamos haciendo aquí, gracias a todos por estar y ser parte de esto. 


MD.—La intención de hacer este tipo de discusiones tiene la finalidad de polarizar estos discursos para que a partir de ese golpe de argumentos exista una formación y un crecimiento intelectual en el gremio del diseño. 


La votación es muy cerrada, pero podemos determinar que el equipo a favor es ganador del debate debido a que fue el que aparentemente movió a más personas a su lado.

Volver a Emerge 004