Asuntos políticos

por Aditi Ruiz

 
Captura de pantalla 2018-04-19 a la(s) 12.07.30.png
 

Estoy en la fila del supermercado, abro la aplicación de Facebook por inercia y me lleno de frustración. Un compañero de la secundaria, que ignoro cuándo y cómo se incorporó a mis contactos, está defendiendo de nuevo a “ya saben quién”[1]. Hay una distribución similar de likes y reacciones de caras enojadas; algunos aplauden su opinión, otros postean links de artículos en contra. El asunto es que 59% de las personas que comparten una noticia en redes sociales leyeron únicamente el título, como también lo es que muchos de los links que se comparten son noticias falsas. El otro asunto es que redes sociales como Facebook y Twitter, y sus respectivos programas de anuncios, tienen mucho por ganar cuando estos debates ocurren en internet.   


Recuerdo el “error de diciembre” y el momento en que mi mesada dejó de ser de miles de pesos (me explicaron la devaluación)[2]. Recuerdo también cuando el PRI perdió las elecciones presidenciales por primera vez, después de setenta años, y toda la alegría y esperanza que mi familia sintió por un nuevo gobierno (que no iba a durar mucho). Lo recuerdo porque yo estaba ahí, una niña en el 2000, viendo las noticias en la televisión junto con mis padres y familia extendida. Pero ahora esto ocurre en redes sociales y en pantallas individuales. Y esos mismos parientes, ahora en su tercera edad, tienen aún más dificultad en discernir qué es una noticia falsa[3]. Por lo mismo tuvimos que prohibir la circulación de cadenas y videos en el chat familiar, y explicar que no, no hay ninguna manera en que si no envías este mensaje a quince personas WhatsApp va a empezar a cobrar. 

"Llegó el año de elecciones y el nuevo espacio público para el diálogo político es el digital."


Está la gente que postea sobre política y los que se quejan de los que postean sobre política. Y es que el tema no es sólo el partidismo sino el repudio a las alianzas, la amnesia histórica, los candidatos independientes e incluso los que hacen proselitismo de la anulación del voto. Está también la muy sonada comparación con países del sur, el enojo con la escena política del país del norte, y los suspiros desinformados por el que está todavía más al norte. Llegó el año de elecciones y el nuevo espacio público para el diálogo político es el digital.


Habrá que cuestionar si lo que ocurre en redes sociales es efectivamente un diálogo plural, ya que la personalización de las búsquedas y algoritmos que buscan aumentar nuestra permanencia nos muestran justo las noticias que queremos leer. A veces me parece más como propaganda sin verdadera opción de réplica; la proclamación de una postura personal hermética que se enfoca en convencer al otro, y si no se logra, descalificarlo. El asunto es que 24.5% de las personas que usan internet han experimentado por lo menos una situación de ciberacoso, y que tres de cada cuatro de estas personas son mujeres. Y a todo esto habrá que agregar que, si Facebook es la nueva plaza pública y simula la experiencia de ir a un mitin, pues en este mitin habrá también vendedores ambulantes a cada tres pasos, alguien gritando diez formas en las que puedes mejorar tu vida, asesoría científica para saber qué sabor de Doritos eres, y muchos, pero muchos gatos lindos tocando el teclado.

"El propósito detrás del diseño de estas plataformas no es precisamente que estemos informados, sino que permanezcamos ahí el mayor tiempo posible. "


Es importante entender cómo en realidad somos usuarios cuando creemos que estamos siendo ciudadanos. El propósito detrás del diseño de estas plataformas no es precisamente que estemos informados, sino que permanezcamos ahí el mayor tiempo posible. Que expresemos nuestras opiniones y tengamos debates acalorados en ellas es muy productivo, en el sentido de que nuestras interacciones generan ganancias a distintos anunciantes y productos, beneficiando a unas cuantas empresas tecnológicas. Si todo el diseño puede ser político, el diseño de experiencias de usuario para redes sociales lo es aún más porque es una de las nuevas formas en que ejercemos nuestra ciudadanía. 


Un tema crucial es que sólo 54.4% de la población global (y 47% de la mexicana) tiene acceso a internet. El desplazamiento de una buena parte del debate político a las arenas virtuales podría estar dejando a los ciudadanos no-usuarios en la periferia, al margen de las discusiones que ocurren en línea. Esto preocupa porque las redes sociales son el medio que provee de más estadísticas a las campañas políticas, las cuales usan estos datos para medir el ánimo colectivo y redirigir partes de la conversación. El asunto es que México es el quinto país del mundo con más usuarios de Facebook, y por primera vez el Instituto Nacional Electoral (INE) firmó un convenio de colaboración con esta red social. Me pregunto qué porcentaje del presupuesto de más de 2 mil millones de pesos de las campañas del 2018 se destinará a medios, y cuánto se ejercerá en redes sociales. Incluso se han inventado nuevas formas de hacer campaña en estos espacios, involucrando a nuevos participantes con forma de troles o bots[4] que postean intensivamente a favor o en contra de alguna postura para modificar el debate. Los asuntos de cultura digital se vuelven asuntos políticos. 

"Los asuntos de cultura digital se vuelven asuntos políticos."


Es necesario recalibrar los formatos para el debate político y no ignorar las posturas, deseos y opiniones de gente que piensa distinto a nosotros, que no vive en nuestra colonia, que pertenece a otra generación o que ni siquiera usa redes sociales. Podemos explorar más formas de ejercer nuestra ciudadanía en distintos sistemas, no sólo en los digitales. Sí, quejarnos en Twitter, pero recordar que se puede también hacerlo en las distintas dependencias u oficinas destinadas a atender casos ciudadanos. Sí, debatir con nuestra red de contactos, pero tomar en cuenta que la opinión de otras personas en la vida real[5] también nos puede enriquecer y es importante. Y sí, darle like a lo que nos gusta, pero considerar que no basta con definir nuestra identidad a base de interacciones digitales, sino informarnos por distintos medios y fuentes para nutrir una opinión que evolucione constantemente y dé forma a nuestra postura política individual.  

_____________

Aditi Ruiz

Diseñadora e investigadora interesada en las utopías contemporáneas. Su filosofía del diseño se basa en un enfoque crítico y la exploración de escenarios ficticios. Su trabajo se enfoca a fenómenos sociales, experimentos conceptuales e inducir la reflexión a través del diseño. Diseñadora Industrial por la Universidad de Guadalajara y Maestra en Diseño por la Hochschule Luzern en Suiza. 

_____________

Cifras:
* 59% de los links en redes sociales nunca han sido abiertos.
   * Gabielkov, M. et al. (2016). Social clicks: what and who gets read on Twitter?. Antibes Juan-les-Pins, Francia: Hal Inria. https://hal.inria.fr/hal-01281190  
* 24.5% de las personas mayores de 12 años que usan internet en México han experimentado por lo menos alguna situación de ciberacoso. INEGI. (2015). Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA), parte de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las TIC en Hogares (ENDUTIH).
* 72.5% de las personas que reportaron incidentes de acoso a la organización voluntaria “Working to Halt Online Abuse” entre el 2000 y 2012 fueron mujeres. 
   * Hess, A. (2014). Why women aren't welcome on the internet. California, Estados Unidos: Pacific Standard. https://psmag.com/social-justice/women-arent-welcome-internet-72170
* 54.4% de la población mundial tiene acceso a internet.  ITU World Telecommunication/ICT Indicators database. (2017). World Internet usage and population statistics. https://www.internetworldstats.com/stats.htm
* 47% de los hogares en México cuentan con conexión a Internet. INEGI. (2017). Estadísticas a propósito del día mundial del Internet. http://www.gobiernosmexico.com.mx/gobierno-federal/inegi-estadisticas-a-proposito-del-dia-mundial-de-internet-17-de-mayo-datos-nacionales/#prettyphoto/0/  
* A enero del 2018 México es el quinto país con más usuarios de Facebook: 83 millones. Statista. (2018). Countries with the most Facebook users as of January 2018. https://www.statista.com/statistics/268136/top-15-countries-based-on-number-of-facebook-users/  
* “Los partidos políticos gastarán en las campañas de este 2018 un total de 2 mil 148 millones 166 mil pesos, 27.8% más que lo que se gastó en las elecciones de 2012.”  Paz, C. (12 de enero del 2018). ¿Cuánto gastarán los partidos en las elecciones 2018?. Milenio. http://www.milenio.com/elecciones-mexico-2018/gasto-partidos-politicos-campanas-presidenciales-electorales-ine-presupuesto_0_1101490307.html

________________

Notas
[1] En diciembre del 2017 el partido político Morena lanzó una campaña publicitaria que alude a Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la presidencia, refiriéndose a él como “ya sabes quién”.
[2] “Error de diciembre” o “efecto tequila” son términos que hacen referencia a la crisis económica de 1994 en México. Un año antes se llevó a cabo el cambio a nuevos pesos y se le quitaron tres ceros a la moneda mexicana.  
[3] Contenido fabricado para engañar a la audiencia presentando información, propaganda, o datos falsos con el objetivo de obtener ganancias económicas (a través de clicks) o políticas. 
[4] Un trol o el acto de trolear se refiere a sembrar discordia en internet, publicando contenido inflamatorio con el fin de provocar a la gente por diversión. El bot, en cambio, es un programa informático que realiza tareas automatizadas en gran volumen. En el contexto de las elecciones los bots son usados para simular interacciones humanas e inflar los números de seguidores o mensajes.  
[5] IRL o en la vida real es el término utilizado para describir interacciones offline.

________________

Volver a Emerge MX 005