IMG_0451.JPG

Cute Cats to the Rescue? -Media participativa y expresión política-

por Ethan Zuckerman

trad.  Kassim Vera

 

Intro
Poco después de que Hosni Mubarak dejara la presidencia de Egipto a las fuerzas armadas, el periodista de la BBC, Richard Engel, tomó una foto en la Plaza Tahrir que  resumía muy bien la narrativa de la Primavera Árabe: un hombre con barba sostenía un letrero de cartón que declaraba: “Thank you, Facebook”. (Engel, 2011) 


Han existido largos debates en la prensa y en los círculos académicos acerca de la importancia de las herramientas digitales y su posibilidad de ser utilizadas por activistas para movilizarse rápidamente con poca o nula organización avanzada. (Rheingold 2003, Shirky 2008, Gladwell, 2010) Los alzamientos exitosos en contra de los gobiernos tunecinos y egipcios generaron una serie de eventos a interpretar, con algunas personas argumentando que las redes sociales eran cruciales para detonar protestas (Howard et al. 2011), otros tomaron un camino más escéptico (Anderson 2011, Aday et al. 2012). 


Si las herramientas digitales eran centrales o periféricas para estos movimientos activistas, los reportes se centraron en el rol de las redes sociales en la Primavera Árabe celebrando su utilidad en el uso desbordado de estas. Los activistas tunecinos usaron Facebook para compartir fotos y videos en Sidi Bouzid a audiencias nacionales y globales; Flickr y YouTube en Egipto sirvieron para compartir imágenes y videos desde la Plaza Tahrir. En contraste, plataformas pensadas para activistas, como Tor o la plataforma descentralizada de microblogging status.net parecen no haber jugado un rol importante organizando y documentando las protestas de la Primavera Árabe. Una notable excepción es Wikileaks, que tuvo impacto importante en Túnez con filtraciones de documentos diplomáticos a Tunileaks,  una organización local de transparencia. 


El uso de plataformas populares para difundir contenido activista es consistente con una idea que propuse en 2007 algunas veces llamada “The Cut Cat Theory”. (Zuckerman 2008) En aquel entonces trabajaba de cerca con la Open Society Foundation para evaluar propuestas de financiamiento para herramientas digitales y entrenamiento diseñado a ayudar a activistas a compartir contenido online. Me impresionó cómo la gran cantidad de propuestas que querían crear plataformas de comunicación y publicación para activistas y cómo muy pocas consideraban el uso de redes sociales existentes. En broma propuse una “teoría” que sugería que las herramientas en Internet diseñadas para que el consumidor promedio publicara contenido apolítico son usualmente útiles también para activistas por el hecho de que dichas herramientas son difíciles de censurar para los gobiernos sin censurar también contenido inofensivo; simplemente el censurar este contenido inofensivo puede alertar a los no-activistas sobre una probable censura del gobierno. Además, el activismo usando herramientas convencionales de internet puede despertar la capacidad latente de los usuarios no-activistas para crear y difundir contenido activista. 


La teoría, como fue articulada originalmente, se ofrecía como una serie de descripciones de mis observaciones sobre el uso de las redes sociales por activistas y como una fórmula para activistas: antes de construir una nueva herramienta, se deben considerar los pros y contras de las ya existentes y ampliamente usadas herramientas. La Primavera Árabe, y en particular el uso de las redes sociales por activistas en Túnez para convocar personas a participar en las demostraciones en contra del gobierno, ofrecen una oportunidad de considerar la Cute Cat Theory en un sentido descriptivo, probar la utilidad de las redes sociales de consumo para la documentación de promesas y la movilización activista. El fortalecimiento de regímenes de censura en lugares como China, donde miles de trabajadores comerciales y de gobierno trabajan para controlar lo que es posteado online, sugiere un test del poder predictivo de la teoría, en el que incluso herramientas con censura, como Sina Weibo, son más importantes para la movilización y el activismo que las herramientas del “Internet Freedom” fondeadas por el gobierno norteamericano y otros donantes. 


Examinar el uso exitoso de herramientas de consumo para el activismo en Túnez y China sugiere que la resiliencia a la censura puede ser menos importante que la capacidad de aprovechar la participación, la mezcla y el humor para difundir contenido activista a un público amplio. Al mismo tiempo, un examen minucioso de las circunstancias que permiten que el contenido de los activistas se propague utilizando herramientas de consumo en Internet revela una serie de amenazas para este tipo de discurso online. En particular, la dependencia de las plataformas comerciales para el discurso público puede someter a los activistas a la "censura intermedia" o la censura no gubernamental por parte de los propietarios de plataformas digitales para la libre expresión.


El internet está hecho de gatitos. 
Podemos considerar que la era del Internet moderno inició entre enero del 93 con el lanzamiento del navegador Mosaic y abril del 95 con la retirada del NSFNet, la red académica financiada por el gobierno que formó la columna vertebral de Internet académica temprana en los EE. UU. Antes de la era moderna de Internet, este era en gran parte construido por el gobierno y la academia, y era principalmente una red basada en texto utilizada por profesionales informáticos con experiencia. En la era moderna, la red fue construida por compañías de telecomunicaciones, utilizadas para usos comerciales y educativos, incluyendo texto, imágenes y videos, haciendo el Internet más útil para una audiencia menos experimentada y más amplia.
La característica más obvia de este momento de transición fue el aumento de la Internet de transacciones. Empresas como Amazon y Ebay abrieron sus tiendas en 1994 y siguieron numerosos competidores. Menos evidente fue el aumento de los sitios de auto-publicación, como GeoCities, Tripod y Angelfire, que permitieron a las personas crear contenido en línea sin conocer las complejidades del HTML. En 1998, los sitios web más populares eran motores de búsqueda que indexan este contenido. Después fueron más populares los sitios de auto-publicación, seguidos por los sitios de transacciones. (Bump 2010)


En 2004, Dale Dougherty de O'Reilly Media acuñó el término Web2.0 para describir la próxima ola de estas plataformas de medios participativos. (O'Reilly 2005). Muchos de los modelos de hoy ya se habían lanzado: Blogger (1999), Friendster (2002), MySpace (2003), LinkedIn (2003), Orkut (2004), Flickr (2004) y Facebook (2004). Otros siguieron poco después: YouTube (2005), Wordpress.com (2005), Twitter (2006), Tumblr (2007). El terreno común entre estos sitios aparentemente diversos era un modelo de negocios compartido: las empresas proporcionaban a los usuarios herramientas, y los usuarios, siguiendo sus propios intereses, generaban contenido que sostenía la publicidad. A partir de 2012, este sigue siendo uno de los modelos de negocio más exitosos en web. Cuatro de los diez sitios web más populares son negocios Web2.0 (Facebook, YouTube, Twitter, QQ) y un quinto, Wikipedia, no es comercial, sino que se basa en las contribuciones de los usuarios. (Alexa, 2012)


La red, tal como la diseñó Tim Berners-Lee en el CERN, tenía la intención de permitir a los físicos compartir en línea sus hallazgos de investigación. A medida que los innovadores comercializaban la Web, se convirtió en un espacio para el comercio y la distribución de contenido por parte de editores establecidos. Con Web2.0, la red se convirtió en un espacio para la creación y difusión de contenido amateur. La Internet contemporánea fue diseñada, en gran parte, para la distribución de fotos de gatitos lindos. 


El media participativo se volvió político. 
El auge de las herramientas de creación de contenido fáciles de usar y el hosting gratuito fueron de gran ayuda para muchos grupos, pero ha tenido especial importancia para los activistas y los disidentes políticos. En los países donde las autoridades gubernamentales controlaban el acceso a la prensa, los grupos disidentes recurrieron a espacios online para avanzar sus agendas. A medida que los gobiernos vieron el discurso disidente transmitirse online, algunos se han movilizado para controlar estos discursos online, por ende los activistas se han visto obligados a buscar formas creativas para que su contenido llegue al público objetivo. Una de las técnicas que ha surgido es el uso de plataformas populares, utilizadas por millones de usuarios, para comunicar el discurso.
Una de las comunidades de usuarios más activas en Tripod.com (donde este autor dirigió el equipo fundador de tecnología) de 1996-1999 fue un grupo de activistas malayos que apoyaron al viceprimer ministro Anwar Ibrahim, un feroz crítico del primer ministro Mahathir bin Mohamad. Los partidarios de Ibrahim encontraron dificultades para expresarse en el entorno controlado de medios en Malasia, así que recurrieron a las páginas de inicio gratuitas de Tripod para publicar periódicos alternativos y organizar una defensa de Ibrahim contra las acusaciones con motivos políticos de corrupción y sodomía. (Holmes y Grieco, 1999)


A medida que las herramientas de Web2.0 se hicieron más poderosas, el uso activista de las mismas se hizo cada vez más sofisticado. En 2004, los disidentes tunecinos Sami Ben Gharbia, Sufian Guerfali y Riadh "Astrubal" Guerfali formaron Nawaat, derivando el nombre de una palabra árabe que significa "el núcleo” o “el centro”. Nawaat comenzó como un blog dedicado a documentar las deficiencias del gobierno de Zine El-Abidine Ben Ali y su agresiva censura de Internet. Los fundadores de Nawaat vieron el hábil control de los medios de Ben Ali como una parte clave de su estrategia para mantener el poder. Al presentar a Túnez como moderada, moderna y estable, Ben Ali pudo atraer eventos internacionales al país, incluida la reunión de 2005 del World Summit on the Information Society.


Los fundadores de Nawaat, que huyeron del acoso y el enjuiciamiento en Túnez y emigraron, usaron Internet como un canal para difundir contrapropaganda y desafiar al gobierno de Ben Ali, principalmente a través de videos en Internet. El primer video de Astrubal ampliamente distribuido fue un remix del famoso comercial "1984" de Apple. El anuncio, relanzado en 2004 para promocionar el iPod, presentaba un paisaje distópico dominado por el Big Brother hablando en una pantalla gigante de video destruida después por una atleta de lanzamiento de martillo. En el remix de Astrubal, Ben Ali habla en la pantalla gigante, y cuando la pantalla se hace añicos, vemos a una joven tunecina abrir los ojos, como si despertara de un mal sueño.


Distribuido a través de Dailymotion y otros sitios, el vídeo encontró espectadores en Túnez, pero recibió poca atención fuera del país. El partidario de Obama, Phil De Vellis remezcló el video idéntico en 2007, con Hillary Clinton en lugar de Gran Hermano, al parecer ignorante del remix tunecino anterior. (Zuckerman, 2007). El siguiente proyecto de Astrubal recibió una atención más amplia y mostró el poder de los métodos Web 2.0. Utilizando datos de sitios de aviación como Airliners.net, que permiten a los fanáticos de la aviación publicar imágenes de aviones en la pista de aterrizaje en diferentes aeropuertos, el equipo de Nawaat pudo documentar los movimientos del avión presidencial de Túnez. Los viajes en jet evidentemente no fueron tomados por Ben Ali, quien fue fotografiado en Túnez mientras su avión estaba en Europa. En un video que muestra fotos de Airliners.net y material generado con Google Earth, Astrubal sugiere que el jet fue utilizado por la esposa de Ben Ali, Leila, para visitar Europa no oficialmente. El video recibió atención en la prensa internacional, incluida una historia en la revista Foreign Policy que instruyó a los lectores a convertirse en "observadores presidenciales de avión" (Foreign Policy, 2007).


Uno de los resultados de estos videos fue la creciente censura de Internet por parte del gobierno tunecino, que comenzó a bloquear Dailymotion poco después de la publicación del segundo video. El blog Nawaat, así como los blogs personales de Ben Gharbia y Astrubal también fueron bloqueados. Si bien esta censura puede parecer una victoria para el gobierno tunecino, la “Cute Cat Theory” ofrece una explicación histórica de por qué la censura puede haber aumentado el alcance y el impacto de Nawaat.


La mayoría de los usuarios de Internet tunecinos no vieron los videos de Astrubal en Daily Motion; el vídeo ha obtenido menos de 65,000 visitas desde su publicación en 2007. Pero muchísimos más tunecinos experimentaron el bloqueo de DailyMotion, uno de los sitios de intercambio de vídeos más populares en el mundo francófono. Los tunecinos que no tienen interés en el activismo político, aquellos enfocados en los aspectos más cotidianos de los “lolcat” de Internet, se dieron cuenta de que su gobierno controlaba el acceso a ciertos sitios web. Al bloquear todo DailyMotion, en lugar de tomar medidas más sofisticadas para bloquear específicamente el video de Astrubal, los censores tunecinos bloquearon su objetivo pero generaron daños colaterales sustanciales; en el proceso, sensibilizaron a los tunecinos sobre el tema de la censura y probablemente impulsaron a algunos a buscar caminos alternativos para acceder a ese contenido.


El bloqueo de una herramienta como DailyMotion configura una dinámica compleja entre la empresa que proporciona la herramienta y el país que la bloquea. Es posible que Túnez haya utilizado una forma más sofisticada de censura web y haya bloqueado solo los videos de Astrubal, no todo el sitio de DailyMotion. Sin embargo, al bloquear todo el sitio, el gobierno de Túnez le cuesta a DailyMotion la atención e ingresos de millones de usuarios tunecinos.


DailyMotion, por lo tanto, debe examinar los videos en cuestión y eliminarlos si es que infringen los términos de servicio del sitio. Si DailyMotion eligiera eliminar estos videos, sería una victoria para los censores tunecinos. Alternativamente, DailyMotion podría optar por mantener los videos en línea pero bloquearlos para que no sean vistos en Túnez. Esto también podría satisfacer a los censores tunecinos, aunque los videos seguirían estando disponibles para los espectadores fuera de Túnez. En cualquiera de estos casos teóricos (la eliminación de los videos, o el bloqueo específico del país) las acciones sugeridas por la Cute Cat Theory no funcionan, ya que sólo los vídeos ofensivos son bloqueados o eliminados, y los usuarios apolíticos no están sujetos a la efectos colaterales de la censura. En otras palabras, la censura solo beneficia a los activistas cuando es demasiado amplia y crea daños colaterales.


Debido a que no toda la censura es demasiado amplia, vale la pena considerar otras razones por las cuales las herramientas Web 2.0 han demostrado ser útiles para los activistas. Estas otras razones incluyen su facilidad de uso, su capacidad para y su resistencia a ciertos tipos de censura en Internet. Incluso en los casos en que los gobiernos no intentan bloquear el contenido online, existen razones de peso para que los activistas usen las herramientas de redes sociales existentes para organizar y compartir contenido.

 

_____________

Ethan Zuckerman

Dirijo el Center for Civic Media en el MIT y doy clases en el MIT Media Lab y el programa Comparative Media Studies and writing también de MIT. Soy autor de “Rewire: Digital Cosmopolitans in the Age of Connection”. Soy co-fundador de la comunidad de blogging Global Voices. 

________________

Referencias
Aday, Sean et al. 2012. “Blogs and Bullets II: New Media and Conflict After the Arab Spring”, Peaceworks 80, US Institutes of Peace. http://www.usip.org/files/resources/PW80.pdf
Alexa, “Top 500 Sites on the Web”, accessed December 21, 2012. http://www.alexa.com/topsites
Anderson, Lisa. 2011. “Demystifying the Arab Spring: Parsing the Differences Between Tunisia, Egypt and Libya”, 90 Foreign Aff. 2 (2011) 
Bump, Philip. 2010. “Flashback From 1998: When Altavista, Lycos, And Blue Mountain Arts Ruled the Web”, Geekosystem, March 23. http://www.geekosystem.com/1998-web-traffic-stats/ 
Foreign Policy. 2007. “Caught in the Net: Tunisia’s First Lady”, December 13. http://www.foreignpolicy.com/articles/2007/12/13/caught_in_the_net_tunisias_fir st_lady
Holmes, Len and Grieco, Margaret, 1999. “The power of transparency: the Internet, e-mail, and the Malaysian political crisis.” Paper presented to Asian Management in Crisis, Association of South East Asian Studies, UK, University of North London, 12th June, 1999. http://www.re-skill.org.uk/papers/malaysia.htm
Howard, Phillip et al. 2011. “Opening Closed Regimes: What Was the Role of Social Media During the Arab Spring?”, Project on Information Technology and Political Islam Working Paper 2011.1. http://pitpi.org/wp- content/uploads/2013/02/2011_Howard-Duffy-Freelon-Hussain-Mari- Mazaid_pITPI.pdf
Engel, Richard. 2011. http://yfrog.com/h3g76hj
Gladwell, Malcolm. 2010. “Small Change: Why The Revolution Will Not Be Tweeted”. New Yorker, October 4. 
O’Reilly, Tim. 2005. “What is Web 2.0: Design Patterns and Business Models for the Next Generation of Software”. September 30, O’Reilly Website. http://oreilly.com/web2/archive/what-is-web-20.html
Rheingold, Howard, 2003. Smart Mobs: The Next Social Revolution. New York: Basic Books. 
Shirky, Clay. 2008. Here Comes Everybody: The Power of Organizing Without Organizations. New York: Penguin. 
Zuckerman, Ethan. 2008. “The Cute Cat Theory Talk at ETech”, My Heart’s In Accra, March 8. http://www.ethanzuckerman.com/blog/2008/03/08/the-cute-cat-theory- talk-at-etech/ 
Zuckerman, Ethan. 2007. “Democrats invent the remix, only three years after the Tunisians”, My Heart’s in Accra. April 7. http://www.ethanzuckerman.com/blog/2007/04/07/democrats-invent-the-remix- only-three-years-after-the-tunisians/ 


Original: Zuckerman, Ethan. "Cute Cats to the Rescue? Participatory Media and Political Expression." Chapter in Youth, New Media and Political Participation, Danielle Allen and Jennifer Light, editors. (under review, MIT Press)

Volver a Emerge MX 005