IMG_0433.JPG

Diseño populista

por Oliver Arellano

 
 

El populismo ha tomado relevancia, ha sido un tema de discusión sobre todo en países donde se vivió un proceso electoral reciente. Bajo un sistema democrático tradicional, las sociedades dictan el rumbo que desean tomar a través de un sistema político. El ejercicio democrático sin embargo, es por naturaleza, uno de confrontación y discusión. Por lo tanto, el fenómeno populista se acentúa durante dichos procesos. Especialmente cuando las diferencias ideológicas son metafóricamente opuestas y se ejercen actos violentos por ambas partes. 


Sin embargo, el populismo no solo pertenece a la política, sino también a lo político. Afecta lo estético y es reflejado en lo cultural. Por ejemplo, en la moda se obvia aún más, en nuestra selección de artículos durante el proceso de la construcción de nuestra identidad. Diseñamos nuestra propia imagen a través de la ropa seleccionada en una tienda o en la medida en la consumimos servicios. Ir a un restaurante, pedir cierto platillo y consumir cierto tipo de alcohol dice más que la pura selección a placer y del gusto. La lógica populista es inherente en nuestros procesos de auto-organización en la vida diaria. 


Los actos mundanos de selección a los que somos expuestos sin alternativa alguna o más bien de los que se nos hace creer que existe una alternativa y que tenemos una opinión, son actos políticos que nos asimilan a un grupo de personas, de gente. Pertenecer a un grupo es importante porque nos da identidad, que a su vez nos da agencia para desafiar el status quo. En el libro “Volverse Público”, Boris Groys explica que con la aparición del internet, la plataforma de lo que equivale “la gente” se ha desfigurado y ha vuelto aún más complejo el proceso de identidad. 


Si bien hoy se ha expandido el plato de la pluralidad también se ha reducido la búsqueda del antagonismo. “Si yo soy yo, no soy él”. Hoy en día el ser antagónico no necesariamente se define como un todo diferente, una sola característica de la muchas que representa ser el antagónico es más que suficiente para marcar una frontera entre lo que es y lo que no soy yo. Por mínima que pareciera la diferencia, sin embargo, como bien se sabe en el mundo del diseño, “Dios está en los detalles”.


Slavoj Žižek dice que el problema en la búsqueda del “otro” o en la búsqueda de Dios, es que posiblemente el otro ya no existe y que como el psicoanálisis lo sugiere, en verdad estamos solos. Todo es un reflejo de nosotros, es decir, el problema no existe. Esto es relevante en la lógica populista puesto que, en el proceso recurrimos a la búsqueda de una solución. Y el problema no deseado es altamente necesario para la creación de lo nuevo o en aras de la innovación.


En la práctica del diseño, potencialmente, el populismo es inherente al proceso. El diseñador es un populista y logra descifrar cuál es el problema para luego proponer una solución. En potencia todo diseño es populista. Durante mi investigación para obtener el grado en la escuela de Parsons, propongo ver el mundo a través del lente de la lógica populista. El diseño posiblemente pueda mostrar de manera pragmática, a diferencia del arte, que el populismo como proceso no es bueno ni malo, y desde el diseño podemos dar un uso distinto al que se le da en la política. 


_____________

Oliver Arellano

Soy un diseñador creativo que se acerca a la práctica del diseño de una manera holística. Mi investigación académica mientras perseguía el MFA en Diseño Transdisciplinario en Parsons explora los cambios culturales a través de los objetos y el surgimiento de identidades políticas:  ¿Qué es el populismo? ¿Cuál es la lógica de las identidades populistas? ¿Cuál es la estética del populista? ¿Qué es el diseño populista?
Después de diez años de experiencia desarrollando marcas e identidad visual, he curado la estética política en online y offline de partidos políticos y gobiernos en México y mi experiencia internacional dirigiendo las campañas presidenciales con presencia en Internet: en Colombia, Irlanda, EE. UU., Ucrania, y México (2009-2016).
Mi trabajo a menudo visto como idealista termina con resultados pragmáticos que son tanto visualmente artísticos como políticos. Actualmente trabajo con futuros especulativos e inteligencia artificial como medios para explorar el pensamiento humano y nuestra relación con los objetos; cultural y tecnológico.

________________

Volver a Emerge MX 005